Muchos cristianos conocen muy bien la Palabra de Dios, la han estudiado; la predican para que sean “otros” quienes la pongan en práctica, porque de pronto ellos no están muy convencidos de hacerlo.

Dice la escritura que a todos los que le recibieron, a los que creen en Su nombre les dio potestad de ser hechos hijos de Dios, y si tu eres un hijo de Dios, entonces el ejemplo del prototipo hijo de Dios tenemos, Jesucristo. Un hijo de Dios es como Jesús. De tal forma que la Palabra de Dios debe ser hecha realidad en nuestras vidas. Cuando la Palabra de Dios es puesta en práctica por un hijo de Dios, este es luz en medio de las tinieblas.

Si tu quieres ser luz en este mundo, es esencial buscar la Palabra de Dios pero en Espíritu y no simplemente por obtener una enseñanza intelectual. Si tu ya estás moviéndote en el Espíritu de fe, en el Espíritu de Amor, entonces podrás darte cuenta que nada difícil es ejecutar la Palabra de Dios.

 

Leer más (PDF)

Leer más (PDF)

Descargar

Descargar

Escuchar

Escuchar

Categorías: Forasteros

A %d blogueros les gusta esto: